Cómo obtener la visa de trabajo en Estados Unidos

Cada país exige sus propios requisitos para vivir y trabajar, y Estados Unidos no es la excepción. Uno de ellos es la visa de trabajo, y son muchos los inmigrantes que solicitan cada año este documento para comenzar su camino laboral dentro de suelo estadounidense.

Por supuesto, esto no es una sorpresa si tenemos en cuenta la cantidad de oportunidades de empleo que tienen las ciudades de este país. Pero, ¿sabes cómo obtener la visa de trabajo en Estados Unidos y cuáles son sus categorías? ¡Aquí te lo decimos!

¿Qué es la visa de trabajo en Estados Unidos?

La visa de trabajo no es más que un documento solicitado al gobierno estadounidense por los inmigrantes, y con él se confirman las habilidades o los oficios que pueden ayudar al sector laboral de Estados Unidos.

Debes saber, entonces, que el gobierno se asegurará —antes de todo— de que el extranjero no contribuirá a que se presenten las siguientes dos situaciones en el país:

  • El desplace de los trabajadores nativos de Estados Unidos, pues ellos son los que tienen prioridad en el sector laboral del país.
  • La disminución de los rangos salariales, así como también las desmejoras de las condiciones en todas las áreas productivas de Estados Unidos.

Asimismo, es posible que el trámite de tu visa de trabajo comience desde tu lugar de procedencia, aunque para ello necesitarás de un empleador que será tu patrocinador.

Algunas consideraciones

Al obtener la visa de trabajo estadounidense, además de laborar en el país los inmigrantes tendrán permiso para realizar otras actividades sin tener problemas legales. Aquí te dejamos estas consideraciones.

  • Los extranjeros podrán viajar hacia y desde Estados Unidos cuando sea necesario.
  • Las parejas de los inmigrantes y sus hijos (según sea el caso) también podrán solicitar una visa en la embajada estadounidense de su país o en un consulado.
  • Las visas de trabajo también permiten que los inmigrantes puedan sacar su licencia de conducir, una cuenta bancaria, una tarjeta de crédito e incluso puedan adquirir bienes materiales.
  • El pasaporte original se mantendrá como el documento de identidad de los inmigrantes con visa de trabajo. Para obtener el pasaporte estadounidense será necesario que el extranjero pase por el proceso de adopción de la ciudadanía.

Proceso para obtener la visa de trabajo

El proceso para obtener tu visa de trabajo dependerá de cuál será la categoría en la que vas a ingresar en Estados Unidos (y de ellas te hablaremos en el siguiente apartado). En este sentido, el primer paso para que los inmigrantes puedan recibir su visa de trabajo es tener un empleador que participará en el proceso como patrocinador.

Esto será así en la mayoría de los casos, pues solo unas pocas categorías de visas de trabajo pueden ser solicitadas sin presentar una petición previa. Para ser más específicos, los inversionistas, los estudiantes y los visitantes que van a Estados Unidos por intercambios no siempre necesitarán un patrocinador.

Ahora bien, enfocándonos en el resto de las visas de trabajo (que, de hecho, son las más comunes), será necesario que el empleador presente una solicitud con el nombre del inmigrante ante el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS por sus siglas en inglés).

Asimismo, algunas categorías de las visas de trabajo exigen un requisito más para ser aprobadas: la certificación laboral del Departamento del Trabajo de Estados Unidos (DOL). En este caso, este ente será el encargado de confirmar que no existen suficientes profesionales para ocupar el puesto en el que el inmigrante trabajará.

Una vez que este proceso sea aprobado, será momento de que la solicitud se envíe al Centro Nacional de Visas (NVC). Este organismo, por su parte, le dará otras indicaciones al patrocinador, y al mismo tiempo podría solicitar una entrevista con un funcionario de la embajada de tu país.

Estos pasos deben ser realizados por el empleador, mientras que el inmigrante deberá encargarse de reunir estos otros requisitos. Nuevamente te decimos que, dependiendo del tipo de visa que se ajuste a tu situación laboral, es posible que tengas que reunir menos o más recaudos, pero en general debes tener:

  • Tu pasaporte vigente.
  • 2 fotografías del mismo tamaño de las que salen en tu pasaporte.
  • El formulario para la solicitud de la visa de trabajo.
  • Prueba de autosuficiencia y autonomía económica.
  • Un formulario que constate los resultados de los exámenes médicos.

Una vez que todo este procedimiento esté completado, el gobierno estadounidense podrá decidir si la visa de trabajo será aprobada o no.

Debes tener en cuenta que no existe un tiempo fijo para que los organismos encargados de los visados den una respuesta a la solicitud.

Tipos de visa de trabajo

Por supuesto, es necesario que sepas cuáles son los tipos que dividen esta documentación, y este punto es especialmente importante porque será el que determine los pasos específicos que deberás transitar. En este sentido, a continuación te dejamos los 2 tipos de visa de trabajo válidas en el país.

  • Visas permanentes para inmigrantes: este tipo de documentación es otorgado para los extranjeros que quieran trabajar y vivir en Estados Unidos sin límite de tiempo. Para que este documento sea concedido por el gobierno estadounidense, el inmigrante debe demostrar que sus destrezas profesionales y su educación pueden ser de suma ayuda para el crecimiento del país.
  • Visas temporales para no inmigrantes: por su parte, este visado se aplica a inmigrantes que trabajan en áreas específicas, a quienes se les concede un permiso de estadía limitado. El tiempo exacto de su permanencia dependerá, entonces, de la categoría en la que se encuentre su oficio o profesión y de lo que establezca el gobierno con su patrocinador.

Categorías

A su vez, los tipos de visas de trabajo estadounidenses que hemos mencionado se dividen en otras categorías. A continuación te dejamos una lista con sus especificaciones.

Visas permanentes para inmigrantes

  • Preferencia EB-1: este tipo de visado se otorga a los inmigrantes que tengan destrezas extraordinarias en diferentes áreas que sean provechosas para los Estados Unidos. Podemos destacar, entonces, a los negocios, las artes, la educación y el deporte, así como también es posible que se las entreguen a los ejecutivos de grandes multinacionales.
  • Preferencia EB-2: por su parte, esta visa puede ser concedida a los profesionales que tengan títulos de posgrados o maestrías, y también para personas que demuestren excelentes habilidades para los negocios y las ciencias.
  • Preferencia EB-3: este tipo de visas son las que corresponden a los profesionales que tengan títulos académicos o se especialicen en alguna área laboral específica.
  • Preferencia EB-4: esta preferencia engloba a los inmigrantes con condiciones especiales. Dentro de ellas podemos destacar a los trabajadores retirados de organizaciones internacionales, a los activistas religiosos e incluso a menores de edad que estén bajo la protección de los tribunales estadounidenses.
  • Preferencia EB-5: los inmigrantes que quieran invertir de $500.000 a $1 millón pueden solicitar visas de trabajo dentro de esta preferencia. En este caso será necesario que el extranjero asegure que empleará al menos a 10 personas para trabajar a tiempo completo.

Visas temporales para no inmigrantes

  • E-1: este tipo de visa es otorgada a los inmigrantes que van a participar en el comercio internacional o por algún tratado que tenga Estados Unidos con su país de origen.
  • E-2: estas visas se otorgan a quienes también formen parte de una nación con la que Estados Unidos tenga un tratado, aunque en este caso el inmigrante estaría invirtiendo una cantidad de dinero considerable en una empresa que esté en suelo estadounidense.
  • E-2C: dentro de esta categoría se encuentran las visas que se dan a los extranjeros que invertirán a largo plazo en la Mancomunidad de las Islas Marianas del Norte, uno de los territorios no incorporados de Estados Unidos.
  • E-3: visas para los profesionales australianos que tienen oficios especiales.
  • H-1B: este tipo de visado es para trabajadores especializados y, a su vez, se puede dividir en varios oficios. H-1B1 para los trabajadores que participan en el Tratado del Libre Comercio entre Singapur y Chile; H-1B2 para los profesionales que se encargan de investigaciones corporativas y desarrollos de proyectos para el Departamento de Defensa de Estados Unidos y H-1B3 para modelos publicitarios con méritos comprobables, sobre todo en la alta costura.
  • H-1C2: esta visa será entregada para los enfermeros titulados que vayan a trabajar en áreas con personal médico insuficiente, lo que será determinado por el Departamento del Trabajo estadounidense.
  • H2-A: en este caso, el visado será concedido a los trabajadores del sector agrícola en temporadas donde el personal no sea suficiente para trabajar en las áreas rurales estadounidenses.
  • H2-B: por su parte, las visas de estas categorías incluyen a los trabajadores no agrícolas que trabajarán por un tiempo determinado junto a los empleados permanentes del sitio de trabajo.
  • H-3: este tipo de visado es otorgado a los aprendices de áreas como el comercio, las finanzas, las comunicaciones, el transporte, la agricultura y otras profesiones distintas a la medicina. Asimismo, en esta categoría se incluyen a los estudiantes que forman parte de un intercambio educativo que se encargará de adiestrarlos para trabajar con niños discapacitados física, mental y emocionalmente.
  • I: este tipo de visas es para los representantes de medios de comunicación extranjeros, que pueden ser de cine, televisión o radio.
  • L-1A: en este caso, la visa servirá para los extranjeros que ocupan un puesto ejecutivo en una empresa con sede en otra nación que tenga aliados estadounidenses, quienes comenzarán a ocupar cargos igual de importantes, pero en este país.
  • L-1B: esta visa también está diseñada para los profesionales que laboran en una misma empresa, pero es otorgada específicamente a los expertos o especialistas de un área determinada.
  • O-1: este tipo de visas son solicitadas por personas que han tenido logros extraordinarios en distintos campos, de los que podemos destacar a las ciencias, el atletismo, la televisión y las artes en general.
  • O-2: visas para los asistentes de los personajes extraordinarios que acabamos de mencionar.
  • P-1A: estas visas son para los atletas reconocidos que participarán en competencias deportivas temporales.
  • P-1B, P2 y P3: estas visas son otorgadas para artistas y presentadores que irán a asesorar o a participar en eventos por un determinado periodo de tiempo. Se dará cualquiera de estos tipos de visado dependiendo de su nivel de reconocimiento.
  • Q1: dentro de esta categoría se incluyen los extranjeros que participarán en intercambios culturales, y también aquellos que se encargarán de proveer adiestramientos de esta misma área.

Estas son, entonces, las principales categorías en las que se pueden segmentar las visas de trabajo estadounidenses, aunque debemos destacar que pueden tener otras divisiones dependiendo de la situación exacta del inmigrante.

¿Quieres saber cuáles son las 10 mejores ciudades de Estados Unidos para emigrar? A continuación encontrarás la respuesta:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*