Cómo hacer un currículum en USA

Como ocurre en casi todo el mundo, para buscar trabajo en Estados Unidos es necesario hacer una presentación que muestre las experiencias previas y otros puntos de interés para el reclutador. En este sentido, este documento es conocido como resume en USA, y es fundamental saber cuáles son los datos que realmente deben estar incluidos.

Es por ello que preparamos este artículo sobre cómo hacer un currículum en USA, en el que te mostraremos los conceptos básicos de este documento, algunas particularidades y, por supuesto, una guía paso a paso para que hagas el tuyo. ¿Comenzamos?

¿Qué es un resume?

Tanto en empleos calificados como en los puestos de nivel de entrada, la mayoría de las empresas contratantes en Estados Unidos prefieren ver un documento que explique, de manera concisa, cuáles son las habilidades que tiene el potencial trabajador para ocupar el determinado cargo.

Precisamente de esto se encarga el resume estadounidense, de dividir en varias secciones la información que necesita conocer el reclutador. Eso sí, es elemental que esté estructurado de forma correcta, pues un currículum con demasiados datos innecesarios podría ser desechado por las empresas.

Consideraciones previas

Antes de explicar cuáles son los pasos a seguir para crear un resume eficaz, es fundamental que tengas en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Usa siempre el inglés americano y no el británico. Aunque parezca evidente, en muchos casos se comete el error de utilizar modalidades del segundo.
  • Trata de que la longitud no sea mayor de 2 páginas.
  • Aunque existen varios formatos para organizar los datos del resume, lo ideal es optar por el orden cronológico inverso.
  • Asegúrate de que la división entre las secciones del documento sean lo suficientemente espaciadas para lograr una armonía visual.

Lo que no debes incluir

Por su parte, también es elemental que tengas en cuenta otros puntos que no debes incluir en tu resume estadounidense:

  • Contrario a lo que suele pasar en otros países, la información personal no debe estar en ningún apartado del currículum en USA. Por ende, evita agregar datos como tu edad, sexo, religión, etnia, origen, fecha de nacimiento, número de hijos, documento de identificación y otros similares.
  • Las referencias personales tampoco son determinantes en un resume estadounidense, a menos que el empleador lo exija. En todo caso, debes saber que, de manera general, se recomienda omitir esta sección.
  • Documentación legal para trabajar en Estados Unidos, lo que aplica para los inmigrantes. Cualquier tipo de permiso, número de seguro social o visa de trabajo de los extranjeros debe estar excluida del currículum, pues de eso se hablará en las entrevistas (en caso de ser seleccionado).

Pasos para crear un currículum en USA

Ahora que conoces algunos de los puntos más destacados de un resume estadounidense, es momento de que sepas qué es lo que debes incluir en tu presentación.

Por supuesto, debes tener en cuenta que algunos empleadores pueden pedir más o menos datos de los que mencionaremos a continuación. No obstante, la información que mencionaremos es la más usual.

Selecciona el formato

Lo primero que debes hacer será elegir el formato en el que agregarás todos los datos que le interesarán a los reclutadores. Como mencionamos anteriormente, el más usado y eficaz en Estados Unidos es el orden cronológico inverso, y por ello te recomendamos seleccionar esta opción.

Se trata, entonces, de un currículum que comienza con los trabajos más recientes y termina con los más antiguos, pues, de esta manera, las empresas contratantes pueden ver fácilmente tus últimas responsabilidades.

A su vez, debes tener en cuenta que puedes elegir entre hacer tu propio formato u optar por una plantilla predeterminada.

Haz el tuyo

En el primer caso, puedes utilizar Word o cualquier otro programa sencillo de edición de textos, pues debes recordar que el resume no lleva fotografía y que, además, no será necesario incluir diseños demasiado llamativos en el formato. El minimalismo es, sin duda, un punto clave dentro del currículum.

Además, no olvides que los reclutadores tienen poco tiempo para revisar estos documentos, así que lo mejor será que conozcan la información que les interesa en pocos minutos. Dicho esto, te dejaremos una lista de recomendaciones si eliges hacer tu resume desde 0.

  • El espacio aconsejado entre líneas es de 1 a 1,15.
  • Evita las fuentes de letras redondas, y en su lugar escoge formatos más profesionales y legibles.
  • Usa colores neutros para el fondo; si es blanco, mucho mejor. Además, no recomendamos incluir colores con degradados, sino tonalidades sólidas y combinadas entre sí.
  • No agregues más de 2 páginas en tu resume, a menos que tengas una amplia experiencia que debas explicar en una tercera hoja.
  • El tamaño recomendado para el resume estadounidense es US Letter, así que debes modificar los centímetros en el programa de edición.

Edita una plantilla

Ahora bien, como explicamos en el inicio de este apartado, existe la posibilidad de acceder a plantillas predeterminadas, en las que solo tendrás que escribir tus datos en las secciones correspondientes. Para ello lo primero que tendrás que hacer será buscar un editor que tenga diversas opciones de formatos.

Después de que escojas el que mejor se adapte a lo que quieres lograr, simplemente tendrás que modificarlo con tu información. En algunos casos es probable que debas agregar o quitar algunas secciones, pero esto no tiene mayores complicaciones.

Redacta tu perfil profesional

Es momento de enfocarnos en el contenido del resume, y queremos comenzar con el perfil profesional. En la mayoría de los casos este aspecto está en el inicio del currículum, y no es más que un pequeño párrafo en el que puedes mostrar a qué te dedicas o lo que quieres lograr, lo que dependerá de tu experiencia.

De manera exacta, el perfil profesional puede identificarse de las siguientes maneras:

  • Objetivo del currículum: esta alternativa es ideal para los profesionales recién graduados o para quienes no han tenido experiencias previas en el campo donde se van a postular. En este caso solo tendrás que explicar en un máximo de 4 líneas cuáles son los motivos que te impulsan a optar por ese trabajo.
  • Resumen del currículum: por su parte, este extracto es un pequeño recuento de tu profesión y de tus experiencias laborales anteriores. Lo recomendable es que no sean más de 3 oraciones dentro de este perfil.

Es elemental que lo que expliques en el perfil profesional esté sustentado y sea congruente con lo que mostrarás en el resto de las secciones del resume.

Agrega tus datos de contacto

Después de agregar la información de tu perfil profesional, es probable que tengas que enumerar los datos de contacto. Recuerda que es importante que los reclutadores puedan encontrar, de la manera más sencilla posible, las vías donde podrán contactarte en caso de ser seleccionado.

Pues bien, ¿cuáles son los datos de contacto que debes agregar?

  • Número telefónico: esto no es una sorpresa si tenemos en cuenta que es la primera alternativa que eligen las empresas reclutadoras. Asegúrate de agregar tu número de móvil y un local, ambos pertenecientes a Estados Unidos.
  • Dirección: el estado y la ciudad donde resides son relevantes para el proceso de selección, así que no olvides incluirlos.
  • Correo electrónico o página web: además, no dejes a un lado tu dirección de correo electrónico y el enlace a tu sitio web (si lo tienes). En este último caso, debes asegurarte de que tu página le dará una buena impresión a los reclutadores.

Enumera tu experiencia laboral

Es probable que este sea el apartado más importante del resume estadounidense, y por ello vamos a detallar la forma en la que debes incluir tus trabajos previos. Dale un vistazo a la pequeña lista de los datos que no pueden faltar.

  • Título del puesto: por supuesto, debes comenzar nombrando cuál era tu función dentro de la empresa.
  • Nombre de la compañía: esto es especialmente fundamental si has trabajo en organizaciones reconocidas, aunque también debes identificar a las pequeñas empresas que te contrataron.
  • Fechas: de manera exacta, aconsejamos poner los meses y los años de inicio y finalización de tus actividades empresariales.
  • Número de cargos: en caso de que seas un trabajador con muchos años de experiencia, no recomendamos incluir puestos de más de 15 años de antigüedad. En la mayoría de los contextos se trata de información desactualizada y poco relevante para la postulación actual.

Fórmula para escribir las responsabilidades

En este mismo orden de ideas, queremos explicar mejor cómo vas a incluir los detalles de los logros o las responsabilidades de tus experiencias laborales anteriores. Esta información irá justo debajo de las fechas de cada trabajo, y podrás dividirla en viñetas para que los reclutadores tengan una mejor lectura.

  • Lo primero que debes hacer es escribir el logro que alcanzaste para, posteriormente, describir qué hiciste para llegar a esa meta. Recomendamos usar verbos proactivos para que los reclutadores conozcan tu potencial.
  • Las responsabilidades de tus cargos también deben estar detalladas en este apartado, y puedes seguir la misma estructura que acabamos de mencionar.
  • No agregues más de 4 viñetas por logro o puesto explicado.
  • Es sumamente esencial que la información que pongas en estas menciones esté actualizada y tenga relación con el cargo por el que quieres optar. Créenos, mientras más cercano esté tu resume a lo requerido por la empresa, tendrás mayores oportunidades de ser contratado.

Incluye tu formación académica

Esta sección es sumamente sencilla de llenar, y antes de decirte cómo se hace, queremos mencionar una pequeña lista de consejos que mejorarán, de manera notable, la presentación de tu currículum.

  • Incluye cursos que hayas realizado anteriormente y que, por supuesto, estén relacionados con los requerimientos del puesto.
  • Igual que en el apartado de la experiencia laboral, en el de la formación académica también debes poner la información en orden inverso. Lo más probable es que los datos de la educación secundaria queden en el último lugar, mientras que los cursos más recientes irán en las primeras posiciones.
  • En caso de que tengas títulos universitarios, es posible que los datos de la secundaria no sean tan necesarios.
  • Por último, esta sección podría ir en el espacio de la experiencia laboral si no has trabajado antes.

Dicho esto, es momento de mostrarte la fórmula que debes seguir para los datos de este apartado.

  • Título de la carrera o del curso: licenciado en Contaduría, por ejemplo.
  • Nombre de la institución de educación superior o del lugar responsable del curso: como podría ser la Universidad de Buenos Aires.
  • Meses y años de inicio y culminación de la formación: 08/2014- 11/2019.

Añade otras secciones

Muchos países piden que los potenciales empleados midan sus habilidades y agreguen cualquier otro aspecto que podría ser beneficioso para la empresa, y aunque el resume estadounidense no lo exige, no está de más que mires estas opciones por si necesitas llenar espacio en el documento.

  • Habilidades: en este apartado puedes dividir las habilidades duras (las que son medibles y casi siempre son técnicas), y las habilidades blandas (suelen ser más personales, y se refieren a aquellas capacidades que tienes para comunicarte, trabajar en equipo y otras parecidas).
  • Premios y certificados.
  • Pasantías.
  • Intereses y pasatiempos.
  • Proyectos personales.
  • Participación en voluntariados.

Contrario a lo que hemos explicado en las otras secciones, en estos apartados sí es válido que la información mencionada no tenga relación directa con el puesto, pues servirá para comparar a aspirantes que tengan iguales condiciones y tomar una decisión después de estudiar estos datos adicionales.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*