Ventajas y desventajas de vivir en Portland

Es usual ver a Portland dentro de listados que agrupan a las mejores ciudades de USA, y esto no es una sorpresa si tenemos en cuenta la cantidad de aspectos positivos que la caracterizan. Sin embargo, muchas de esas veces se ignoran otras cosas que no son tan buenas de esta localidad de Oregón.

Por esta razón hemos decidido reunir las ventajas y desventajas de vivir en Portland en este artículo, en el que descubrirás aspectos que podrían mejorar o afectar tu calidad de vida. Te recomendamos investigar a fondo tanto lo bueno como lo malo de la ciudad antes de decidir si es conveniente mudarte o no.

Ventajas de vivir en Portland

Numerosos espacios verdes

Nos atrevemos a decir que Portland es una de las ciudades más verdes de todo USA (por no decir que es la más verde del país), y esto se evidencia incluso fuera de los edificios residenciales. La naturaleza es, indiscutiblemente, la protagonista de la localidad, y los habitantes se aseguran de que así sea.

Montañas, cascadas, ríos y bosques son solo algunas de las vistas que tendrás si decides vivir en Portland, y esos mismos lugares son buenas opciones para realizar actividades al aire libre. De hecho, los residentes de esta localidad suelen pasear en bicicleta, hacer caminatas y participar en maratones y en otras actividades similares.

Dentro de esta ventaja también podemos destacar que los ciudadanos de Portland tienen una arraigada cultura del reciclaje, por lo que es común que las tiendas locales entreguen la mercancía en envases reutilizables. Naturalmente, los espacios al aire libre tienen numerosas opciones para que los visitantes pongan la basura.

Oportunidades laborales

Otra de las razones por las que Portland siempre figura entre las mejores ciudades de Estados Unidos es la solidez de su mercado laboral. Cada vez son más las personas que consiguen trabajos bien remunerados en la localidad, y aunque muchos de ellos son jóvenes, también hay buenas oportunidades para el resto de la población.

Silicon Forest es, sin duda, una de las áreas más atractivas de Portland si de empleos tecnológicos se trata, pues en ella se reúne un sobresaliente grupo de compañías de este campo. Sin embargo, esta ciudad también tiene excelentes ofertas de trabajo en comercios minoristas y en industrias metálicas y de acero.

Además, si tenemos en cuenta el apartado anterior, es evidente que muchas personas viajan de manera recurrente a la localidad para disfrutar de la madre naturaleza. Por ende, las empresas dedicadas a la hostelería son otras grandes empleadoras en Portland.

Excelente transporte público

El tráfico de la ciudad es una de sus desventajas (y de él te hablaremos más adelante), pero, por suerte, este puede ser parcialmente afrontado por una red de transporte público bastante eficiente.

La característica más destacada de los equipos que operan en ella es que usan biodiésel, lo que concuerda con el cuidado del medioambiente propio de la localidad. De manera específica, MAX, el sistema de tren ligero de Portland, es la opción más utilizada por los habitantes de la localidad.

Estas rutas conectan a los suburbios con el área metropolitana de Portland, y casi siempre son una alternativa más rápida que tener un automóvil propio. En todo caso, los vecindarios de la ciudad suelen tener buenas vías para caminar o para manejar bicicleta, otras opciones limpias y seguras.

Llamativa cultura

Muchas personas han elegido a Portland como su nuevo hogar, y esto no es una sorpresa si tenemos en cuenta todos los beneficios que hemos mencionado hasta ahora. Pero, sin duda, lo mejor de todo es que los nuevos habitantes se sienten cautivados con la interesante cultura que rodea a la ciudad.

Incluso, nos atrevemos a decir que esta localidad es una de las que tiene mejor ubicación dentro de Estados Unidos, y la unión de las costumbres de los nativos unidas con otras adopciones de los foráneos que ya tienen algún tiempo viviendo aquí es uno de sus principales atractivos.

En este sentido, no es difícil encontrar vecindarios que se adapten a los gustos de todas las familias. Si bien es cierto que la cultura extrovertida abunda por las principales calles de Portland, también podrás conseguir un lugar para ti si prefieres la tranquilidad.

No hay impuestos sobre las ventas

Portland no tiene impuestos sobre las ventas, y dicho de esta manera sin duda es una ventaja considerable para la ciudad. Sin embargo, no podemos dejar de mencionar que el monto que se ahorran los habitantes de la localidad por ese concepto igual lo deben pagar en otros ámbitos.

Aunque no tener impuestos sobre las ventas tienes aspectos positivos y negativos, decidimos incluir este factor en la lista de las ventajas de vivir en Portland.

Los impuestos estatales y de propiedad son una muestra de ello, y a pesar de que sus montos no son bajos, Portland también recibe grandes cantidades de dinero por las compras que hacen los turistas en la ciudad. Todo esto tiene como resultado el óptimo funcionamiento de la localidad.

Desventajas de vivir en Portland

Pésimo tráfico

Cuando hablamos del excelente transporte público de Portland también mencionamos que el tráfico, por su parte, era todo lo contrario, ¿no es así? Pues bien, esto se debe al aumento de la población que también nombramos.

Muchos de los nuevos residentes prefieren usar sus propios autos, y este aspecto contribuye a que el congestionamiento vehicular sea un problema constante dentro de Portland.

Además, a esto debemos sumarle la presencia de ríos que interrumpen a las carreteras y, por ende, los puentes son otros acompañantes de los conductores de la ciudad. Si decides trasladarte por tu cuenta debes hacer cálculos para llegar a tiempo a tu destino.

Poca inclusión

Parece ser que en Portland todas las ventajas tienen su contraparte, y otra muestra de esto es que la diversa cultura que explicamos en el apartado anterior se ve empañada por la poca inclusión que tienen algunos habitantes de la ciudad.

De manera específica, los nativos suelen tener una especie de desconfianza hacia los foráneos, especialmente hacia los procedentes de California. Asimismo, si eres latino tampoco te recomendamos esperar a crear lazos con los portlandeses a corto plazo.

Incluso, los locales muchas veces pueden tener tratos distintos dependiendo de la cantidad de tiempo que tengan los habitantes viviendo en la ciudad.

Es probable que parte de este recelo se deba a la intención de los ciudadanos de mantener a Portland con un aire misterioso, pero, en todo caso, puede resultar incómodo para la integración de los nuevos residentes de la ciudad.

Trastorno afectivo estacional

Otro de los contras que debes considerar si eliges vivir en Portland es el trastorno afectivo estacional que sufren sus ciudadanos durante —al menos— los primeros años. Se trata, entonces, de un tipo de depresión que aparece en algunas épocas del año, y en la ciudad es común durante el invierno.

Esto se debe, principalmente, a la poca luz solar que hay en Portland durante este periodo de tiempo. Y aunque es probable que no sea tan grave en la mayoría de los casos, los residentes de la ciudad son más propensos a sentir síntomas de letargo y aislamiento.

Es por ello que siempre se recomienda aumentar la vitamina D durante el invierno, usar lámparas solares e incluso consumir alimentos dulces para contrarrestar estas tediosas señales.

Elevado costo de vida

Al dar un vistazo al pasado de Portland podría resultar sorprendente que los precios eran mucho más asequibles que las grandes ciudades de USA, pero con el paso del tiempo esto cambió de manera considerable. De hecho, una de las desventajas más destacadas de la localidad son sus altos precios en vivienda y en servicios.

Además, debes tener en cuenta que la ciudad tiene límites estrictos respecto al crecimiento urbano, pues es elemental que las áreas verdes estén protegidas ante el exagerado aumento de las construcciones. Es por ello que el mercado inmobiliario local es de uno de los más costosos de todo Estados Unidos.

A este aspecto debemos agregarle otro que dificulta la consecución de buenas viviendas en Portland: los propietarios suelen aumentar los precios de sus rentas con el pasar de los años, lo que podría poner en riesgo tu estadía si no cuentas con los ingresos que puedan costearla.

Dificultad para viajar fuera de la ciudad

Si ya dijimos que transitar por vías terrestres en Portland puede resultar un desafío, a esto tenemos que sumarle los recorridos aéreos y los autobuses hacia otras zonas de Estados Unidos e incluso de Oregón.

Aunque el aeropuerto está muy bien equipado, lo más seguro es que tengas que hacer escalas antes de llegar al lugar que deseas. Lo mismo sucede con los viajes por tierra, así que nuevamente te recomendamos destinar más tiempo del previsto a cualquier travesía fuera de Portland.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*