Ventajas y desventajas de vivir en Seattle

Elegir a Seattle como tu próximo lugar de residencia puede tener beneficios realmente buenos, pero esto no quiere decir que la ciudad esté exenta de cosas negativas. Antes de tomar cualquier decisión será fundamental que evalúes los aspectos que podrían mejorar o interferir en tu calidad de vida.

Para ayudarte con este estudio, hemos seleccionado algunas de las principales ventajas y desventajas de vivir en Seattle, y después de leerlas estamos seguros de que tu elección será acertada.

Ventajas de vivir en Seattle

Oportunidades laborales

Después de pensar en cuál podría ser la primera ventaja de la que te hablaríamos, decidimos que las oportunidades laborales de la ciudad es lo que tenemos que explicar. Las sólidas opciones de trabajo de Seattle la convierten en una de las localidades más sobresalientes para conseguir buenos empleos.

Ahora bien, ¿en qué campo exacto podrás conseguir buenos puestos si estás en Seattle? Esta pregunta tiene respuestas sumamente variadas, pero, sin duda, el sector tecnológico destaca como uno de los que contrata más personal en la ciudad.

Sin embargo, las ventas minoristas, los supermercados, las fábricas, los restaurantes y las cafeterías también tienen puestos de trabajo disponibles de manera recurrente, así que no habrá problemas en conseguir empleos de nivel de entrada en las compañías de este tipo.

¿Algo mejor sobre el campo laboral de Seattle? Los salarios de la ciudad destacan por ser unos de los más altos de todo Estados Unidos.

Escenario culinario

Otra de las cosas que disfrutarás si decides vivir en Seattle es la cantidad de restaurantes variados que se extienden por toda la localidad. El escenario culinario sobresale, entonces, por tener 3 excelentes características: variedad, calidad y accesibilidad.

Dentro de este último punto debemos destacar que no nos referimos a la asequibilidad, pues, de manera general, los precios de la comida en la ciudad no son tan económicos si los comparamos con costos de otras zonas. No obstante, esto no representará un gran inconveniente si tienes un buen sueldo en Seattle.

Volviendo a los aspectos positivos de la gastronomía de la ciudad, podemos mencionar algunas de sus opciones. En este sentido, tacos, hamburguesas, dolmas y otros tantos platos de todo el mundo son los protagonistas de los restaurantes de Seattle, sin dejar a un lado los populares mariscos locales.

Buena ubicación

Sin duda, la ubicación de Seattle no podía quedar por fuera en la lista de ventajas de la ciudad. De hecho, existe la posibilidad de llegar a Vancouver (Columbia Británica) en automóvil en solo 3 horas, sin dejar a un lado a Portland, que es otra gran localidad cercana.

Incluso, muchos habitantes de Seattle viajan de manera constante a Vancouver para hacer compras, pues el dólar estadounidense vale más que el canadiense. Por ende, el dinero puede rendir más en la mencionada localidad vecina si se emprende un corto viaje desde la estadounidense.

A este punto debemos sumarle que los vecindarios de Seattle están cerca de puntos de entretenimiento destacados como restaurantes y clubes nocturnos. Pero si esto no es suficiente, los habitantes de la ciudad pueden optar por ir a pasar un día diferente en Portland visitando sus cafeterías, sus librerías y sus cervecerías.

Excelente transporte público

Aunque lo mejor será tener un auto propio si quieres escoger las alternativas que acabamos de mencionar, esto no es indispensable si vas a transitar solo dentro de la ciudad. De manera exacta, esto se debe a que el transporte público de Seattle es uno de los más confiables y eficaces de todo Estados Unidos.

Por supuesto, esto no podía ser de otra forma si tomamos en cuenta todo el avance tecnológico que caracteriza a esta localidad de Washington. Dentro de las alternativas más destacadas por las que podrías optar para llegar a tus lugares de destino podemos mencionar al tren ligero Link como la opción que mejor funciona.

Población diversa

No vamos a mentir: la población de Seattle tiene cosas buenas y cosas malas, y de las primeras te hablaremos, claro está, en este apartado. Enfocados en la parte positiva de los residentes de la ciudad, debes saber que viven personas procedentes de numerosas partes del mundo.

Los hispanos no son la excepción, así que no será una sorpresa encontrar a personas hablando español en la localidad (aunque tampoco es lo más común, evidentemente). Los asiáticos, los afroamericanos y, por supuesto, los nativos americanos son los que conforman el resto de la población de Seattle.

En este sentido, no podemos dejar a un lado a la comunidad LGTBIQ+ como una de las más grandes si hablamos de porcentajes en Estados Unidos. Por ende, la inclusión no es un problema en Seattle, y es poco probable que ocurran casos de discriminación en sus vecindarios.

Seattle ha destacado, en toda su historia, como una localidad que lucha por los derechos civiles, contra la desigualdad, el racismo y los ataques policiales a personas inocentes.

Desventajas de vivir en Seattle

❌ Pésimo tráfico

Anteriormente hicimos referencia al buen funcionamiento de las redes de transporte de Seattle, pero no podemos decir lo mismo de su tráfico. Si bien es cierto que la ciudad tiene buenas conexiones (como también explicamos), las horas pico pueden ser un verdadero dolor de cabeza.

Como es de esperarse, este contra afecta tanto a los que usan las opciones de transporte público como a los que tienen sus propios automóviles, por lo que no existe una solución realmente eficaz contra este inconveniente.

Además, la rápida expansión de los habitantes propicia que cada vez sean más los vehículos que transitan por las mismas vías.

❌ Lloviznas recurrentes

Al darle un vistazo general al panorama de Seattle verás que los espacios verdes son los protagonistas de toda la ciudad, y unidos con edificios modernos, todo se vuelve un escenario surreal. Entonces, ¿cuál es la desventaja? Que esas áreas naturales se mantienen frescas por las recurrentes lloviznas de las zonas.

Aunque, ciertamente, esto no parece un contra grave en primera instancia, la verdad es que los habitantes de Seattle pueden ser sorprendidos por estas suaves lluvias cuando tienen planes al aire libre. A su vez, el tráfico se vuelve aún más complicado de lo que ya explicamos anteriormente.

Todo esto sin dejar a un lado que las personas que prefieren los días soleados podrían no sentirse totalmente a gusto en Seattle, una ciudad donde las lluvias pueden llegar en noviembre y quedarse hasta junio.

❌ Alto costo de vida

Si has leído que Seattle tiene impuestos a la propiedad bajos (en comparación con otras localidades similares), y que pertenece a uno de los estados que no tienen impuestos sobre la renta, la verdad es que este ahorro no es tan cierto como parece.

De manera exacta, los impuestos sobre las ventas en esta ciudad son más altos que el promedio de Estados Unidos, y el mercado inmobiliario también contribuye a que el total de gastos mensuales en Seattle sea sumamente elevado. Esto se debe, en parte, al crecimiento de oportunidades laborales que ha tenido la localidad.

Por ende, ese aspecto positivo trae consigo otros puntos negativos como, por ejemplo, el aumento de personas buscando residencias en la parte céntrica de la ciudad. Como es de esperarse, este desequilibrio entre la demanda y la oferta hace que el precio de los alquileres aumente de manera considerable.

❌ Poco amigable

La última desventaja de la que tenemos que hablarte tiene que ver con la personalidad de los nativos de Seattle. Aunque puedas pensar que se trata de una población sumamente amigable (por lo que explicamos sobre la diversidad de sus residentes), la verdad es que no es así.

Incluso, muchas personas le han puesto de apodo «el congelamiento de Seattle» a la forma de ser y de interactuar de los lugareños, quienes consolidan sus relaciones con los foráneos después de algún tiempo (o al menos eso es lo que sucede en la mayoría de los casos).

Ante este panorama, muchos inmigrantes creen que esta frialdad se debe al clima siempre templado de la ciudad, mientras que otros prefieren decir que es una consecuencia de los antepasados nórdicos que habitaron en Seattle. En todo caso, este contra no interfiere en que extranjeros hagan su vida en la localidad.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*