Ventajas y desventajas de vivir en Fort Lauderdale

Lo más común al hablar de Fort Lauderdale es imaginar sus paradisíacas playas y su clima igual de atractivo, pero ¿todo es bueno dentro de esta ciudad de Florida? La verdad es que no, y por eso es fundamental conocer tanto sus pros como sus contras si quieres que esta localidad sea tu nuevo hogar.

Lo mejor de todo es que esta tarea no es precisamente complicada, y para comenzar con ello hemos creado este listado que reúne las ventajas y desventajas de vivir en Fort Lauderdale. Después de leerla, verás que hay cosas que no son tan buenas como parecen, y otras que podrían superar tus expectativas. ¡Empecemos!

Ventajas de vivir en Fort Lauderdale

Excelentes vecindarios

La principal característica de los barrios de Fort Lauderdale es su cercanía con el mar, y esto, casi siempre, puede resultar un verdadero paraíso. Lo mejor de todo es que esta ciudad es sumamente diversa, así que podrás encontrar un vecindario que se acople a tus necesidades.

Pero esto no es todo; en esta zona hay sitios ideales para personas solteras que buscan un apartamento de una sola habitación, y también hay casas de hasta 3 espacios diferentes para familias con niños. Evidentemente, los precios de ellas varían según sus características; sin embargo, no hay dudas de que esta ciudad se adapta a todos.

Además, el territorio de Fort Lauderdale es bastante compacto, así que podrías ir caminando a sus principales sitios de atracción. Galerías, sitios históricos, bares, playas, restaurantes y centros comerciales son los principales puntos de encuentro de los residentes durante sus días libres.

Clima paradisíaco

Sabemos que esto no es una sorpresa para nadie, y por eso lo incluimos en la lista de las ventajas de vivir en esta localidad. Al estar tan cerca de la costa, resulta natural que la mayoría de los días del año sean soleados en la ciudad (para ser más específicos, se estima que son 246 días de sol).

Las noches, por su parte, suelen ser frescas y con suaves vientos, sobre todo en noviembre, marzo y abril, cuando incluso los días son templados. El verano es, por supuesto, la temporada que tiene las temperaturas más altas, y también el periodo de tiempo que recibe más turistas.

Aunque en esos días es probable que necesites un aire acondicionado, no es un problema que pueda preocuparte si el calor no te sofoca. De diciembre a febrero el invierno hace una parada en Fort Lauderdale; no obstante, no es como en otras ciudades de USA, y esto se debe a que la nieve no es habitual en las localidades de Florida.

Ligero estilo de vida

Como sucede en casi todas las ciudades cercanas a las playas, los habitantes de Fort Lauderdale tienen un estilo de vida casi despreocupado. Además, debemos sumarle el hecho de que se trata de una zona turística durante todo el año, así que muchos de los residentes se encargan de mantener ese ambiente tranquilo para los foráneos.

De hecho, en uno de los apartados anteriores mencionamos algunas de las opciones de entretenimiento que tiene la ciudad, y a ellos tenemos que agregarles los sitios nocturnos. Dar una caminata por el paseo marítimo, ir de compras a un centro comercial y después compartir en un club son rutinas comunes dentro de la zona.

En todo caso, debes recordar que la mayoría de los vecindarios están cerca de las playas, así que es usual ver a personas con ligeras prendas de vestir en cualquier momento del día.

Diversidad

Este es uno de los pros que, sin duda, no podíamos dejar por fuera. Fort Lauderdale está dentro de las ciudades que tienen más diversidad en su población, así que no importa a qué comunidad pertenezcas, pues lo más probable es que te sientas acompañado en esta localidad.

De hecho, hay un alto porcentaje de extranjeros entre los residentes de Fort Lauderdale, por lo que no será una sorpresa escuchar distintos idiomas en un mismo lugar. Los hispanohablantes son, por supuesto, parte de esta ciudad, así que no debes preocuparte por la inclusión.

Opciones de transporte público

¿Recuerdas lo que mencionamos sobre lo compacta que es Fort Lauderdale? Bueno, esa ventaja lleva a otra que es el excelente funcionamiento de su sistema de transporte público. A esto debemos relacionarlo también con la cercanía que comentamos, y todo da como resultado que sea casi innecesario el uso de un vehículo propio.

Eso sí, no vamos a negar que durante las temporadas de mayor afluencia turística el tráfico puede ser un verdadero caos, pero esto no disminuye el punto a favor que tiene la flota vehicular de uso público. De hecho, queremos ser más específicos sobre las alternativas que tienen los habitantes, así que mira este listado:

  • Amtrak
  • B-Cycle/AvMed Rides
  • Brightline
  • Tránsito del condado de Broward (BCT)
  • Riverwalk Water Trolley
  • Tri-Rail
  • Taxis acuáticos

Desventajas de vivir en Fort Lauderdale

❌ Alto costo de vida

Disfrutar de todas las ventajas que mencionamos tiene un costo, y ese es, precisamente, el primer contra que queremos nombrar en este artículo. Aunque es cierto que las rentas de viviendas pueden ser un poco más asequibles que en otras ciudades de Florida, el resto de los gastos definitivamente no lo es.

En este sentido, existe un porcentaje de costos que es notablemente más alto que el promedio estadounidense, así que mantenerse en Fort Lauderdale solo será posible con un trabajo bien remunerado.

Los precios suben aún más durante las temporadas vacacionales. Por supuesto, esto contribuye al crecimiento económico de la ciudad por parte del sector turístico, pero no deja de ser un potencial inconveniente para los habitantes.

❌ Insectos y animales

Si piensas vivir en Fort Lauderdale (y, en general, en cualquier zona de Florida), debes tener en cuenta la presencia de unos acompañantes que pueden resultar molestos: los insectos y algunos animales peligrosos. El clima de la ciudad también tiende a ser húmedo, así que los mosquitos son, sin duda, los vecinos más comunes.

Sin embargo, nos atrevemos a decir que estos insectos solo representan un problema menor si los comparamos con otros animales que también pueden aparecer de repente incluso en los jardines. Distintas especies de serpientes, caimanes y —en menor medida— jabalíes, son solo algunos de los ejemplos.

Ahora bien, las playas tampoco están exentas de recibir visitas inesperadas de este tipo. Aunque los tiburones se acercan de manera peligrosa, las medusas son las que provocan más accidentes entre propios y foráneos que se bañan en las aguas de Fort Lauderdale.

❌ Multitudes de personas

Si prefieres las ciudades con poco movimiento de personas, esta localidad podría no ser tu mejor opción. Como explicamos en una de las ventajas que mencionamos, el estilo de vida ligero de Fort Lauderdale es uno de sus principales atractivos, y millones de personas piensan lo mismo.

Entonces, ¿qué significa esto? Que es poco probable que las playas, los clubes, los restaurantes y demás espacios estén libres de multitudes. En este sentido, el ajetreo, la bulla y el constante movimiento de la ciudad son inconvenientes que podrían afectar las rutinas diarias (como, por ejemplo, ir al trabajo).

❌ Altos impuestos

Sí, sabemos que puede parecer extraña esta inclusión si tenemos en cuenta que Florida no tiene impuestos sobre la renta ni en el patrimonio, y también tiene una de las cargas más bajas por este concepto en la gasolina. Sin embargo, en la ciudad se hacen cobros que sí pueden resultar altos.

Por ejemplo, podemos mencionar las tasas de impuestos sobre las ventas y sobre el alcohol que son, de hecho, unas de las más altas de todo el país. De esta manera, la localidad busca recoger los tributos que no cobran en las rentas, y esto se ve reflejado en los precios finales de los productos.

❌ Riesgo de huracanes

Esta última desventaja tampoco sorprende, pues muchas localidades de Florida están en constante alerta por la aparición de huracanes. De manera específica, durante el verano y el otoño hay lluvias que se pueden convertir en tormentas, lo que aumenta las probabilidades de que ocurran complicaciones meteorológicas.

Además, si somos más exactos, las residencias y los condominios que están más cerca de las áreas costeras son las más propensas a experimentar daños en caso de que haya huracanes. Y ahora que mencionamos este punto, también debemos hacer referencia a las tormentas tropicales que afectan a Fort Lauderdale.

Aunque sus niveles suelen ser bajos, no está de más equiparse con todas las herramientas necesarias para hacerle frente a las torrenciales lluvias durante las mencionadas temporadas del año. Se puede decir, entonces, que vivir en Fort Lauderdale también lleva consigo la probabilidad de quedar atrapado en casa por estos fenómenos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*