Ventajas y desventajas de vivir en Sarasota

Si quieres mudarte a una ciudad costera en el estado Florida, Sarasota puede ser tu mejor opción. Si disfrutas de la playa, el sol y la arena, esta urbe es un paraíso hecho a tu medida. Eso sí, no te dejes engañar. Como todo, también tiene su lado negativo, por lo que aquí te contamos los pros y contras de vivir en Sarasota.

Ventajas de vivir es Sarasota

Clima

Los días soleados y ese aire costero que se respira en cada rincón son elementos propios de esta urbe. Es una ciudad con un clima subtropical, por lo que todo el año hace calor.

Aquí no tienes que preocuparte por los inviernos fríos y nevados. En Sarasota hay alrededor de 250 días de sol al año, con veranos muy calurosos y húmedos, pero de ellos te hablaremos luego.

Entretenimiento

Vivir en Sarasota es motivo de disfrute, en especial si te encantan las actividades al aire libre. Sin duda, la principal atracción de esta ciudad son sus playas con arena de cristal de cuarzo en polvo que se ve y se siente como azúcar.

Una de las grandes ventajas de vivir en Sarasota es que las playas son gratuitas. Si deseas lucir un increíble bronceado sin necesidad de pagar grandes cantidades de dinero, estamos seguros de que este será tu nuevo lugar favorito.

Ahora bien, si el mar no es tu primera opción, puedes disfrutar de múltiples espectáculos sociales y culturales que se dan cita en la localidad. El Harvey Milk Festival y el Sarasota Film Festival son algunos de ellos. Sin olvidar la magia de sus museos y teatros como The Asolo Theatre o The Ringling.

Imagen del Museo Ringling, uno de los edificios con más historia de Sarasota.

Gastronomía

Si eres de los que goza de la buena cocina y te encanta el arte culinario, Sarasota tiene mucho para ofrecer. En la ciudad hay más de mil restaurantes diferentes si quieres degustar el paladar, por lo que siempre habrá una opción esperándote.

Podrás disfrutar de la comida callejera en puestos y foodtrucks a lo largo de la ciudad y hasta de festivales de mariscos y locales cinco estrellas. Eso sí, recuerda que la especialidad de la casa siempre es la comida del mar.

Atención médica de calidad

Si vives en Sarasota, no tienes que preocuparte por el sistema de salud. Esta localidad cuenta con hospitales y centros de atención de la más alta calidad. El Sarasota Memorial Hospital y el PAM Health son dos de las instituciones más reconocidas de la zona.

Esto hace que la ciudad sea un destino ideal para familias con niños o personas que estén pensando en su jubilación. Sin mencionar que el condado tiene la tasa de camas de hospital por cada 100.000 habitantes más alta del estado.

No hay impuestos sobre la renta

Aunque hay muchas zonas en la ciudad con un alto costo de vida, la mayor parte de Sarasota es bastante asequible. En especial si nos referimos a familias que estén empezando o personas jubiladas.

Aun así, lo más destacado de esta urbe es que no se paga impuesto sobre la renta. Un punto muy valioso si consideras tener una estancia cómoda y ahorrar para el futuro.

Desventajas de vivir en Sarasota

❌ Costos de las viviendas en aumento

No es un secreto que la ciudad se ha popularizado entre las personas que buscan un hogar cerca de la playa, asequible y cómodo. Por desgracia, esto trae múltiples consecuencias negativas, como —por ejemplo— el aumento de los precios de las viviendas.

A día de hoy, el valor de las propiedades está en ascenso y parece no detenerse. Esto aplica tanto al momento de alquilar un inmueble como si deseas comprarlo. En consecuencia, los gastos de vivienda en Sarasota son más altos que el promedio nacional.

❌ Seguridad

Si estás pensando en mudarte a esta localidad, debes saber que a día de hoy tiene una de las tasas de delincuencia más altas de Florida y de Estados Unidos. El índice de crímenes es bastante preocupante si se le compara con otras ciudades de su tamaño.

Entre los valores más alarmantes de esta ciudad destacan los delitos violentos y contra la propiedad, los cuales son más altos que el promedio nacional. Por lo tanto, valora muy bien si esta urbe es lo que estás buscando.

❌ Clima

Ya hemos mencionado que Sarasota tiene un clima increíble la mayor parte del año. Los días soleados y ese aroma costero son adictivos. Sin embargo, no todo es color de rosas, en especial si hablamos del verano, el cual es muy caluroso y húmedo.

Pero esto no termina aquí. La época de lluvias puede ser una verdadera pesadilla si vives en Sarasota. Relámpagos, huracanes y tormentas tropicales son algunos de los fenómenos meteorológicos que causan estragos en la ciudad.

Al tener un clima tan caluroso, las lluvias crean un baño de vapor que arropa la zona. Además, no podemos olvidar que en muchos casos dejan grandes inundaciones a su paso y pérdidas materiales muy importantes.

❌ Tráfico

En consecuencia de la popularidad y el crecimiento de Sarasota, el flujo vehicular puede ser un dolor de cabeza si quieres movilizarte por la ciudad. El tráfico pesado es el pan de cada día para los habitantes de esta localidad, en especial durante las horas pico y días festivos.

Del mismo modo, la metrópolis es un destino muy concurrido en los meses de invierno, por lo que notarás un aumento significativo de la población a causa de los visitantes de otras ciudades.

Esto comienza desde los días cercanos a la celebración de Acción de Gracias hasta las vacaciones de Semana Santa cada año. Por lo tanto, este hecho no solo satura la ciudad de personas, sino de autos en la calle.

❌ Muchas plagas

Si vives en esta ciudad, tendrás que compartir tu hogar con insectos, bichos y otros animales que buscan un lugar seguro donde refugiarse. Aunque no lo creas, los mosquitos y los insectos de Palmetto son las plagas que más abundan aquí.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*