Invertir en Estados Unidos para obtener la residencia

Una de las formas menos comunes, pero más efectivas para conseguir la residencia permanente en Estados Unidos, es la de invertir un determinado capital en negocios dentro del país. Evidentemente, se trata de una opción que lleva consigo una cantidad de dinero destacada, pero no por eso es una alternativa imposible.

Sin embargo, si algo es cierto es que se debe estudiar minuciosamente todos los aspectos que deben cumplirse para lograr el objetivo principal. Si estás estudiando esta alternativa, no puedes dejar de leer este artículo en el que hemos reunido todo lo que tienes que saber sobre invertir en Estados Unidos para obtener la residencia.

¿Qué es la residencia por inversión en USA?

Como seguro sabrás, Estados Unidos tiene una serie de visas por las que pueden optar los inmigrantes para residir legalmente en el país. Una de ellas es la que se otorga a los inversionistas que quieren comenzar un negocio en territorio estadounidense, cuyos beneficios también aplican a sus cónyuges e hijos.

Evidentemente, las autoridades estadounidenses deben evaluar, de manera minuciosa, cuáles son los términos de dicha inversión: número de empleados, naturaleza de la empresa y, por supuesto, el beneficio económico que podría darle a Estados Unidos.

Una vez que todos estos aspectos estén en orden, no habrá ningún inconveniente para otorgar la residencia permanente por inversión a los extranjeros.

Programa de Inmigrantes Inversionistas

También conocido como EB-5 (por la visa de esta categoría), es importante hablar sobre el Programa de Inmigrantes Inversionistas administrado por el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de USA (o USCIS, su abreviatura en inglés).

En este sentido, la definición de este programa es muy sencilla: se trata de un tipo de ayuda que da el gobierno estadounidense para motivar a los extranjeros a invertir dentro del país. Por supuesto, está dirigido a inmigrantes que tienen capitales que van desde los 500.000$ hasta un millón de dólares, dependiendo del sector donde van a operar.

Es fundamental destacar que la residencia no se obtiene de manera inmediata a través de este programa, sino que se puede optar por ella después de seguir los pasos que explicaremos más adelante.

Por ahora, queremos aclarar que, además de la inversión que mencionamos, el solicitante debe asegurar la creación de al menos 10 puestos de empleo (de manera directa o indirecta) antes de obtener la residencia permanente.

Pasos para invertir en USA

Después de hacer esta acotación —y antes de hablar sobre los requisitos que debe tener el inversionista para, finalmente, tener la residencia permanente—, es importante que sepas cuáles son los pasos que se deben seguir desde el primer momento, y los enumeraremos a continuación.

Elección de la inversión

Como es de esperarse, el primer paso para una inversión en Estados Unidos es estudiar y elegir cuál será el proyecto más beneficioso dependiendo del capital que tenga el inmigrante. En este sentido, podemos destacar las 2 alternativas principales: inversiones individuales y participación en Centros Regionales.

Enfocados en lo primero que mencionamos, debes saber que el extranjero tiene que identificar la oportunidad de crear un negocio en cualquier estado de USA, y su proyecto debe ser lo suficientemente sólido para ser aprobado.

De manera exacta, en esta categoría se incluye la compra de empresas individuales o franquicias ya constituidas. En estos casos es común que el capital del inversionista sea alto, así que el retorno de su ganancia también suele ser considerable.

Dicho esto, debemos hablar sobre los Centros Regionales, un área administrada por USCIS y estrechamente ligada al Programa de Inmigrantes Inversionistas que mencionamos anteriormente.

Los inmigrantes que decidan optar por esta alternativa tendrán un papel de inversionistas pasivos en entidades gubernamentales, y gracias a esos fondos se podrán generar empleos indirectos que también califican para, finalmente, solicitar la residencia permanente.

Inversión del capital y petición I-526

En este punto es importante contar con los servicios de un abogado, sobre todo cuando se trata de inversiones de más de 1 millón de dólares. En este sentido, después de la elección del proyecto, el inversionista estará listo para depositar el dinero correspondiente.

Cabe destacar que, en el caso de los centros regionales, el monto mínimo es de 500 mil dólares, mientras que para el resto de las transacciones empresariales la cifra se eleva a 1 millón de dólares. Una vez que se tenga el dinero estimado, el inversionista junto con su abogado depositarán el dinero en una cuenta de garantía.

Apenas esto suceda, el profesional del derecho será el encargado de solicitar la petición I-526, que no es más que un documento que demuestra que el extranjero ya depositó el dinero y está en proceso de desarrollar la inversión.

Asimismo, se deben adjuntar las pruebas de que el negocio dará empleo a 10 trabajadores a tiempo completo de forma directa o indirecta, sin dejar a un lado la comprobación de que el dinero proviene de fondos legítimos.

Como comentamos en la introducción de este artículo, la solicitud de la residencia por inversión no es un proceso sencillo, y una muestra de ello es que los organismos estadounidenses suelen pedir datos adicionales después de recibir la petición.

Solicitud de la residencia condicional

Por supuesto, la contratación de empleados que ya hemos mencionado no puede ser de manera inmediata, pues primero el inversionista tendrá que comenzar sus actividades comerciales en Estados Unidos. Es por ello que se necesita un permiso, y se trata, precisamente, de la residencia condicional.

Este primer documento que valida la entrada del extranjero en territorio estadounidense de manera legal puede empezar a tramitarse después de la aprobación de la petición I-526. Otra cosa que debes saber respecto a esta residencia es que solo tiene una vigencia de 2 años a partir de su emisión.

Como es de esperarse, en este punto del procedimiento es elemental tener en cuenta el lugar donde se encuentra el inversionista. Los 2 posibles escenarios son los siguientes:

  • Si está dentro del territorio estadounidense, simplemente tendrá que hacer un ajuste en su estatus a través del formulario I-485.
  • Si no se encuentra dentro del país al momento de la aprobación de la petición I-526, la documentación se procesará en la embajada estadounidense correspondiente al país del inmigrante.

Aprobación de la residencia permanente

Si todos los pasos que hemos mencionado salen bien, entonces no habrá inconvenientes para que el Servicio de Ciudadanía e Inmigración otorgue la residencia permanente al inversionista y a sus familiares (aunque de estos últimos te hablaremos más adelante).

De manera específica, este paso debe ir de la mano del abogado responsable del caso, quien esta vez tendrá que presentar la petición I-829. Asimismo, deberá adjuntar toda la documentación que demuestre que el extranjero ha cumplido con todos los requerimientos exigidos por el gobierno estadounidense para optar por la visa EB-5.

Cuando esta solicitud se apruebe, USCIS eliminará todas las restricciones propias de la residencia condicional para dar paso a la tarjeta verde.

Es importante destacar que la petición I-829 tiene que ser presentada 90 días antes de que termine el plazo de la tarjeta condicional, y la residencia permanente será válida aproximadamente 6 meses después.

Requisitos

Aunque ya mencionamos cuáles son los pasos para conseguir la residencia permanente en USA, también es crucial que conozcas algunos de los requisitos que se deben consignar ante las autoridades estadounidenses. De ellos te hablaremos a continuación.

  • Por supuesto, el extranjero debe haber cumplido con el formulario I-485 que está relacionado con el cambio del estatus migratorio.
  • Aprobación del formulario I-526.
  • Copia del certificado de nacimiento.
  • Copia de cualquier documento de identificación tramitado por el gobierno estadounidense.
  • En caso de que haya tenido una visa previa de no inmigrante, el extranjero tendrá que adjuntar una copia de la página del pasaporte donde esté agregado este documento.
  • Además, también se debe consignar una copia del sello y permiso de entrada en la página del pasaporte correspondiente, si aplica.
  • Si el extranjero ya está en USA cuando reciba la notificación, debe demostrar que su estatus ha sido legal desde que llegó.
  • Formularios de informes médicos y registros de vacunación.
  • Fotografías tamaño pasaporte (el número dependerá de los requerimientos del USCIS al momento del trámite).

En algunos casos también será necesario presentar los registros de delitos cometidos por el extranjero (desde multas hasta otras acciones criminales), la solicitud para ingresar a Estados Unidos después de haber sido deportado y otras pruebas que tengan relación con todo el historial del inmigrante en este territorio.

Familiares de inversionistas

Si hay algo que todo inversionista debe tener en cuenta es que los requisitos que mencionamos en el apartado anterior solo se aplican a él; es decir, toda la documentación estará a su nombre.

Evidentemente, la residencia permanente también podría beneficiar a sus familiares cercanos, pero ellos no son el enfoque principal de estudio del Servicio de Ciudadanía e Inmigración.

Dicho esto, responderemos a otra de las dudas más comunes que giran en torno a la obtención de la green card en estos casos: ¿qué pasa con los familiares? De manera exacta, vamos a mencionar los contextos más sencillos para los beneficiarios:

  • Hijos menores de 21 años de edad y solteros.
  • Cónyuges del inversionista.

Sin embargo, no podemos dejar de nombrar que estos inmigrantes también deben hacer un proceso independiente para obtener su tarjeta de residencia, y se trata de una solicitud en calidad de derivados. A su vez, deben cumplir con algunos criterios de elegibilidad dictados por el USCIS antes de recibir la residencia permanente.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*